Una sentencia que satisface a víctima y acusado inaugura la mediación penal

Artículo publicado en el diario Noticias de Gipuzkoa el miércoles 23 de enero.

Enlace directo

  • El primer fallo de este tipo en Gipuzkoa logra ser exitoso.
  • La autora de un robo ha pedido perdón por el delito y la víctima se reconforta con el arrepentimiento.

Fachada del Palacio de Justicia de Donostia, donde tiene su sede la Audiencia de Gipuzkoa. 

Foto: Ruben Plaza

Carlos López

Donostia. Una sentencia que satisface tanto al dueño de un comercio que fue víctima de un robo como a la mujer que intentó sustraerle diez euros tras romper el cristal de su tienda de Zarautz. Se trata de un fallo judicial que constituye el primer éxito de la mediación penal que recientemente ha comenzado a andar en Gipuzkoa.

Fruto de esta iniciativa, la acusada ha pedido perdón a su víctima y ha admitido los hechos que se le imputaban, lo que le ha permitido beneficiarse de una leve condena de seis meses de cárcel, que no cumplirá, ya que no tiene antecedentes penales y la pena impuesta es inferior a dos años. Además, la víctima se ha sentido compensada por las explicaciones y el arrepentimiento expresado por la acusada, lo que le ha llevado a renunciar a las posibles compensaciones económicas que le correspondían por el robo y la rotura de la luna de la puerta de su establecimiento, circunstancia que también ha permitido aplicar a la procesada la atenuante muy cualificada de haber reparado el daño causado.

En este acuerdo ha desempeñado un papel sustancial el equipo de intercesión judicial Bitarteko, un grupo de psicólogos que, junto a los abogados, se encargan de poner en relación al acusado y a la víctima en los casos de mediación. Su objetivo es que ambas partes se involucren en el asunto y puedan llegar a un punto en común en el que, por lo general, el procesado reconoce los hechos delictivos y se compromete a reparar los daños causados.

Posteriormente, el fiscal y el juez dan forma judicial a este acuerdo que queda plasmado en una sentencia como la del Juzgado de lo Penal número 2 de Donostia, que ha inaugurado con este caso en el territorio el proceso de mediación penal, que también ha iniciado su andadura en Bizkaia y Álava.

Experiencias piloto

En todo el Estado

Con este tipo de experiencias piloto, que se desarrollan asimismo en otras puntos del Estado como Madrid, Barcelona, Andalucía y Pamplona por impulso del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), España pretende sumarse poco a poco a la normativa europea que insta a los países comunitarios a introducir la mediación en los procesos penales.

En Gipuzkoa, los encargados de impulsar este sistema son la Fiscalía, la Audiencia Provincial, el Juzgado de lo Penal número 2 de Donostia, el Juzgado de Instrucción número 4 de la capital donostiarra y el Juzgado de Instrucción de Bergara. En declaraciones a Efe , el fiscal responsable de la mediación en el territorio ensalzó las bondades de este sistema que, en su opinión, permite “humanizar” el funcionamiento de la Administración de la Justicia para “dar más protagonismo” a los acusados y “especialmente” a las víctimas.

Este fiscal recordó que en algunas ocasiones los perjudicados sufren un “doble perjuicio” al verse involucrados en un procedimiento judicial. Y es que, además de sufrir “directamente” el delito, son víctimas del “olvido” que pueden sentir al ser considerados testigos o un elemento de prueba más dentro del proceso, algo que no ocurre con la mediación penal.

Acercamiento

Víctima y autor del delito

“Mediante este nuevo sistema se pretende tener más en cuenta las necesidades de la víctima y darle la posibilidad de que intervenga y ponga de manifiesto sus inquietudes, a la vez que se facilita un acercamiento con el autor del delito”, aclaró el representante del Ministerio Público.

Por su parte, la presidenta de la Audiencia de Gipuzkoa, Victoria Cinto, consideró que la mediación es una herramienta “muy positiva”. Según explicó, esta iniciativa “supone una implicación efectiva de todos los afectados por el delito en su gestión y resolución”, a la vez que involucra a la víctima y al acusado “en el diseño de la respuesta” que se va a dar. Cinto opinó además que la intercesión permite “alcanzar una de las finalidades esenciales del derecho como es la pacificación social”.

El titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Donostia, Jorge Juan Hoyos, destacó asimismo que la mediación contribuye “al desarrollo y al establecimiento de una Justicia más próxima” a los ciudadanos. “Ofrece una solución para la víctima y el perjudicado”, reflexionó. Además, Hoyos destacó que promueve “una cultura de paz, conciliación y entendimiento ante los conflictos frente al clásico modelo de enfrentamiento y confrontación que siempre ha regido en el ámbito del Derecho Penal”.

Para impulsar este nuevo sistema, el Observatorio Vasco de Mediación celebrará una jornada el día 31 de este mes en Donostia en la que magistrados, jueces, fiscales y expertos judiciales españoles y franceses intercambiarán distintas experiencias sobre este ámbito.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: