Más del 65 por ciento de las 63 mediaciones penales realizadas en Euskadi terminan con acuerdo entre víctima e infractor

Artículo publicado en Europapress el 7 de abril de 2008

Enlace directo

Los pactos suelen incluir la petición de disculpas, indemnizaciones o la realización de trabajos comunitarios por parte del infractor

Más del 65 por ciento de los 63 expedientes de mediación penal en adultos cerrados en los primeros nueve meses de funcionamiento de este programa en Euskadi han concluido en un acuerdo entre las partes, a través del cual, víctima e infractor pactan, dentro de los márgenes legales, la forma de reparar el daño ocasionado al primero por parte del segundo.

El consejero vasco de Justicia, Joseba Azkarraga, dio a conocer hoy los resultados del programa de mediación penal puesto en marcha hace nueve meses en los juzgados de Barakaldo (Bizkaia) y hace seis en Vitoria. Este procedimiento no está expresamente regulado en la legislación penal y procesal, por lo que su aplicación se está llevando a cabo en colaboración con los órganos judiciales y las fiscalías.

Según explicó Azkarraga, la mediación penal “se basa en la fuerza del diálogo en la resolución y transformación de conflictos”. El procedimiento consiste en que una tercera persona, experta y neutral, trata de descubrir qué es lo que desean las partes y qué ha significado para ellas el delito o la falta, con el fin de lograr un acuerdo.

El acuerdo, que se debe circunscribir a los márgenes legales, debe establecer cómo reparar el daño a la víctima, la forma en que se responsabiliza el infractor y la manera en que se soluciona el conflicto de cara al futuro.

BARAKALDO

De los 67 casos presentados en Barakaldo, 18 están aún en proceso. De los 49 que ya se han cerrado, 29 concluyeron en acuerdo. Las mediaciones realizadas afectaron a 127 personas y corresponden a 106 hechos delictivos, 62 delitos y 44 faltas.

En todas las mediaciones con acuerdo, la persona denunciada reconoció total o parcialmente los hechos y se acordó la petición de disculpas y la derivación a tratamiento terapéutico del infractor, la realización de trabajos comunitarios o medidas similares, o la indemnización económica a la víctima.

En el caso de Vitoria, de los 47 expedientes enviados por los juzgados a este programa, 14 ya han sido cerrados y de ellos, doce han finalizado con acuerdo. La mayor parte de los hechos (81 por ciento) fueron faltas. En total se atendió a 62 personas. Al igual que en Barakaldo, en la mayor parte de los casos existía una relación previa entre las personas afectadas.

“INTERIORIZAR” LA RESPONSABILIDAD

Azkarraga consideró positiva la evolución del proyecto, “tanto por el espectacular incremento de los casos derivados, como por el razonable grado de satisfacción de todos los implicados, así como por el impacto beneficioso en la posible prevención de victimizaciones futuras”.

El consejero explicó que este tipo de medidas responden a que “la mera sanción penal no suele resolver el conflicto”, puesto que “el infractor rara vez interioriza la responsabilidad y la víctima, difícilmente se ve reparada moral y materialmente”.

Euskadi es, junto a Cataluña, el único territorio del Estado español en el que existe este tipo de iniciativas fomentadas desde el ámbito público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: