World Café en la prisión de Nanclares de la Oca

Publicado en el boletin número 4 de Elkargunea

El pasado mes de junio la ciudad de Bilbao acogió el II Encuentro Europeo del World Café, una de las metodologías que promueven la mejora de la convivencia y la transformación de los conflictos a través de la conversación.

Se llevaron a cabo un total de 12 talleres, distribuidos entre distintos agentes sociales (empresas, universidades, fundaciones, etc.), pero como elemento destacado, por ser pionero en el mundo y su entorno tan particular, fue el workshop celebrado en la Prisión de Nanclares de la Oca.

Más de 100 personas tomaron parte en este proceso dialógico y colaborativo: funcionarios/as de interior, presos/as, educadores/as, psicólogos/as, personal de ONG, víctimas, expresos/as y representantes tanto del Gobierno central como del vasco, con el objetivo de mejorar los canales de comunicación entre los distintos grupos y así alcanzar un ambiente más favorecedor en la cárcel.

Todas/os ellas/os fueron repartidos/as en distintas mesas, de tal forma que cada una de ellas estaba compuesta por 4 personas, en la medida de lo posible, mezcla de los distintos sectores mencionados.

Las/os participantes inician una conversación en torno a una pregunta que se les plantea, dialogando alrededor de 15 minutos, dejando constancia de las ideas clave en distintos soportes en papel. Finalizado este tiempo, las personas se dispersan por otras mesas, a la vez que se propone otra pregunta y así sucesivamente.

La fortaleza de esta técnica reside en las preguntas que se formulan, que no sólo buscan compartir el conocimiento y buscar conjuntamente acciones beneficiosas para las partes a futuro, sino que apelan a la vertiente emocional, permitiéndonos conocer y entender la realidad del otro/a.

Rompe mitos, suaviza las relaciones y humaniza a las personas implicadas. ¿Qué necesito yo para estar bien en el ambiente y las relaciones de la prisión? ¿Qué necesito yo para estar bien y cómo se relaciona esa necesidad con las personas que están en la mesa? ¿A qué podemos comprometernos? ¿Qué puedo hacer yo personalmente en lo cotidiano para conseguir esto? Son las cuatro preguntas lanzadas que han guiado este intenso World Café de cuatro horas de duración, con sus convenientes pausas, evidentemente en torno a un café y canapés que tienen su finalidad: compartir impresiones entre los/as presentes, bajo el desconocimiento del perfil de las personas.

Aquí se refuerza el concepto de la humanización de las relaciones y de poner en valor la implicación y las expectativas de mejora con la celebración de este proceso. La cosecha final de las reflexiones permite visibilizar todos los temas mencionados, así como aquéllos en los que mayor incidencia se ha hecho: En cuanto a la vertiente funcionarial, hubo quórum en la necesidad de mayor coordinación intra e interdepartamental; y los/as reclusos/as piden mayor agilidad en los trámites burocráticos a la hora de conceder permisos que les habilita a vivir en condiciones, al menos psicológicas, más dignas. Conseguir poner solución a ambos asuntos, tan interrelacionados entre sí, rebajaría las tensiones y ayudaría a establecer una convivencia más serena.

El éxito de este World Café en la prisión de Nanclares de la Oca, medido tanto en la diversidad e interrelación de sus actores, como en el consenso sobre las acciones a tomar a futuro, puede servir como punto de apoyo para las iniciativas y programas que se están aplicando en materia de justicia restaurativa.

Todo este proceso no hubiera sido posible sin el apoyo y colaboración de todas las personas participantes y del equipo de tratamiento de la prisión de Nanclares de la Oca

Una respuesta a World Café en la prisión de Nanclares de la Oca

  1. geni dice:

    Me parece absurdo intentar obtener algo sincero y mucho menos una mejoria de estas personas, pienso que la carcel debe de estar para castigar y no para ponerselo comodo y facilitar una reinsercion a la sociedad, que paguen , que sufran, igual que sufren sus victimas, y la familia de estas.
    Es injusto, injustisimo, solo con leer esto se me ponen los pelos de gallina, yo despues de nueve meses intento recuperarme, y mi verdugo esta ahi, haciendo teatro, y con charlas, divirtiendose , manipulando y jugando a ser quien los demas espera que sea, es injusto, injusto.
    El dia que salga, volvera a su actitud normal, y entonces, de que nos serviran las charlas y el world cafe?
    Es absurdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: