Paz francés, área de derecho penal de la UPNA y miembro de Asociación Navarra de Mediación

Publicado en Diario de Noticias el 25 de agosto de 2009

Enlace noticia

“Se trata de responsabilizarnos de nuestro propios conflictos”

A. Ibarra

pamplona. Más allá de conseguir una indemnización o rebajar una condena hay una dimensión de “dignidad humana” y de “responsabilidad” propia que la “judicialización de los procesos” no consigue. Y frente a lo que pudiera parecer, en clave de mediación, la mayoría de las personas están dispuesta a disculparse y reparar el daño, admite.

Quizás hemos perdido la capacidad de negociación propia, la justicia es un ente abstracto, deshumanizado… ¿Es necesario enfrentarse al enemigo para pasar página?

Estamos creando espacios personales y de diálogo que en un juicio no se dan. La mediación tiene cabida en todos los delitos y con todas las penas posibles a excepción de la violencia de género. No se trata de recortar garantías sino de introducir el diálogo entre las personas, responsabilizarnos de nuestros conflictos. Tendemos a que el Estado y los jueces resuelvan los conflictos.

¿Las mediaciones son anteriores al juicio? ¿Después de una condena qué sentido tiene esta vía?

Se pueden dar en diferentes estancias del proceso penal: en fase de instrucción -cuando se está investigando la causa-, en fase penal pero todavía no ha habido un juicio, y una vez que ya ha habido sentencia condenatoria y esa persona está ya en prisión. Hay otras comunidades como el País Vasco donde se ha utilizado la mediación en un caso de homicidio que se llevó a cabo hace muchos años. Las consecuencias de tipo penal para el infractor son nulas, pero ambas partes quisieron que los mediadores les ayudaran en la resolución de su conflicto y en su dolor. A la familia de la víctima le viene bien para entender determinadas cosas, quitar miedos… Cuanto antes se haga la mediación es mejor, sobre todo para que se deje de sufrir. Incluso ya se está hablando desde el momento en que hay una denuncia o en juzgados de guardia.

¿Qué diferencia hay entre faltas y delitos en el ámbito de mediación?

Cuando es un delito siempre va a haber un fallo que puede ser condenatorio o no. Ante delitos, puede haber una rebaja de uno o dos grados de la pena (de dos años a uno, de uno a medio año) en el Código Penal.

¿Cómo funciona la mediación?

Se derivan desde los juzgados aunque no todos los casos. Las fases son: contacto telefónico, sesiones individuales con cada parte y, si ambas quieren, se hace una o varias sesiones conjuntas para llegar a ese acuerdo de mediación bajo un principio de confidencialidad. Nosotros debemos ser garantes de que no haya abusos y que se un acuerdo digno. Siempre hay dos mediadores, uno jurista y otro del ámbito social.

¿Qué es lo que compensa realmente a las víctimas?

Es la víctima la que tiene que decir lo que le satisface. Realmente no quieren sentencias duras sino que les expliquen porqué han sido ellas víctimas de ese delito… En muchos casos las partes se conocen y les interesa conocer que hay detrás de una decisión, por ejemplo, si hay un impago de una pensión alimenticia exista un compromiso de pago.

Una respuesta a Paz francés, área de derecho penal de la UPNA y miembro de Asociación Navarra de Mediación

  1. ADRIANA REVELO dice:

    LA MEDIACION PENAL ME PARECE BIEN PORQUE LA SOLUCION LA TIENE MUCHAS VECES LAS PROPIAS PARTES DEL CONFLICTO OSEA LA VICTIMA Y EL VICTIMARIO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: