“Poco a poco, empiezan a aparecer más casos de conflictos entre padres e hijos”

Entrevista publicada en Noticias de Gipuzkoa el 1 de Julio de 2010

Enlace directo

Alfonso Gurpegui director de Servicios Sociales del Gobierno Vasco

Donostia. ¿Qué es lo que se presenta hoy?

Presentamos el servicio de mediación familiar como un servicio público contemplado en la Ley de Mediación Familiar, que se aprobó en febrero de 2008. Es una acción directa del Gobierno Vasco para mediar en los conflictos familiares, de pareja, entre padres e hijos, entre hermanos… La Ley de Servicios Sociales de diciembre de 2008 lo recoge dentro de su catálogo de servicios, como un servicio público, gratuito y de acceso a toda la ciudadanía. Hasta ahora teníamos un centro en Bilbao, y en Vitoria hemos llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento (ya existía pero era de responsabilidad municipal). En Gipuzkoa no existía un servicio público y el centro se pondrá en marcha mañana.

¿Dónde estará ubicado y con qué personal contará?

En la calle Larramendi 1, de Donostia. Estará atendido por profesionales del derecho, de la psicología y del trabajo social. Serán alrededor de cinco personas.

¿Cuentan estas personas con un perfil específico?

Son profesionales del derecho, de la psicología y del trabajo social, pero la Ley de Mediación Familiar que se aprobó en 2008 establece que hay que desarrollar de forma reglamentaria un decreto que regule la formación de los mediadores. Estamos regulando ahora ese decreto y contemplamos que, además de esa formación de base, tengan un mínimo de 200 horas en formación específica en mediación familiar. Hasta ahora cualquier persona que tuviera una titulación en alguno de los tres ámbitos podía ser mediador y con el desarrollo de la norma lo que buscamos es definir qué formación mínima tienen que tener estos trabajadores.

¿Cuál es el perfil de los usuarios de este servicio?

Los datos que tenemos son del centro de Bilbao. Allí se dan entre 500 y 600 casos al año y el 90% de ellos son rupturas de parejas. Empiezan una primera sesión en la que se informa de las consecuencias de la mediación, de que tiene que ser un acto voluntario y, por ejemplo, se pueden acordar los puntos que luego, se elevarán al juez para que les de carácter legal. El otro 10% son, principalmente, conflictos entre hermanos, en algunos casos relacionados por el cuidado de personas dependientes, y, poco a poco, empiezan a aparecer conflictos entre padres e hijos.

¿De dónde provienen estas personas?

Pueden venir derivados del juzgado (allí hay una oficina de información sobre la mediación), por los servicios sociales o por iniciativa propia, pero siempre tienen que hacerlo de forma voluntaria.

¿Conocen cuál es el grado de satisfacción de los usuarios?

Cuando la gente acaba el proceso y llega finalmente a un acuerdo el nivel de satisfacción es importante. Si convienes los términos de una ruptura, que siempre es dolorosa, es menos costoso desde el punto de vista emocional y también económico. Después, el acuerdo de mediación tiene que ser avalado por el juez para que tenga validez jurídica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: